Día 14 – Se van los últimos

Al llegar a la casa “Südmähren”, el personal de la DJO nos esperaba con un rico desayuno, suficientemente contundente para poder emprender cada uno su viaje a la familia anfitriona. Un compañero fue llevado a tomar su Flixbus, un servicio de bus por toda Alemania que se utiliza bastante y que es, en vez de los cambios de tren, una conexión directa al destino específico. Otros cuatro alumnos fueron llevados a la estación de tren para viajar por tren a sus familias que residen en el sur. Los últimos finalmente fueron recogidos por las familias desde el albergue. Todos se separaron y tendrán que practicar cada uno lo aprendido aprovechar del tiempo en Alemania para aprender el idioma.

Fueron dos semanas de muchas experiencias, de aprendizajes en todo sentido, de momentos felices, alegres y tristes, un tiempo que juntó más a la promoción, vivir y comunicarse con “Leidenschaft”. Estoy seguro que todos, sin excepción, gozó de estos momentos inolvidables. Ahora está en cada uno de ellos de aprovechar el tempo para hacer amigos, vivir la vida familiar y escolar al máximo y, sobre todo, aprender el idioma por medio de la comunicación constante.

Mucha suerte.

Comments are closed.