Día 2 – Ciudad de Karlsruhe

“Aufstehen”, se escuchó por los pasadizos del Jugendherberge a las 8 de la mañana. Con un clima excelente nos dio la bienvenida el hermoso paisaje de los bosques y las colinas del Schwarzwald, la Selva Negra. No hubo ninguna nube en el cielo. Con cierta tolerancia, empezamos a tomar nuestro desayuno a las 9 de la mañana. Esta hora tardía no se iba a repetir en ningún momento durante el viaje. Luego de las indicaciones sobre las reglas a seguir en el albergue, tomamos desayuno juntos para prepararnos a nuestro viaje en el S-Bahn (tranvía) a la ciudad de Karlsruhe. Fue la primera vez que los alumnos tomaron el transporte público, mostrando consideración con los adultos mayores, a quienes cedieron el asiento con mucho respeto. Llegamos a la ciudad de Karlsruhe, donde los estudiantes tuvieron casi cinco horas a libre disposición para explorar la ciudad. La mayoría de ellos aprovecharon para comprar adaptadores para la recarga de sus celulares, además de los “chips” en las empresas de telecomunicaciones.

A las seis, regresamos al albergue. Después de la cena, nos esperaba una caminata con antorchas por la oscuridad del bosque. Debido al fuerte viento se tuvo que cancelar el uso de antorchas para evitar provocar incendios en el bosque. En vez de ello. usamos aros luminosos. Fue una caminata en la que todos gozaron del silencio nocturno en la Selva Negra. De regreso al albergue, nos esperó un pequeño show de un artista que utiliza el fuego como herramienta para su show. A las 11 de la noche, finalmente, caímos rendidos a la cama y aprovechamos de recuperar las horas del sueño perdido en el viaje.

Comments are closed.