Excursión en anexo El Cerro – Yarabamba

El señor Salomón Bernedo y su esposa Nancy abrieron las puertas de su hogar, ubicado en el anexo de El Cerro, para recibir a pequeños visitantes: los estudiantes del tercer grado de primaria del Colegio Peruano Alemán Max Uhle. A ellos les enseñaron las costumbres del campo y que valoren lo que la naturaleza nos brinda.

Los niños fueron distribuidos en tres grupos. El primero dirigido por la ingeniera agrónoma Julia Riveros, quien los guió al vivero de la vivienda y allí les enseñó a sembrar y cosechar hortalizas, como porros, apios y acelgas. Algunos niños, ayudándose con una pequeña pala, se divirtieron extrayendo plantas para luego limpiarlas y desinfectarlas; mientras que otros aprendieron a sembrar semillas con cuidado y de acuerdo a las explicaciones de su guía.

Una de las primeras lecciones fue conservar el agua, pues en Yarabamba el suministro es escaso en comparación con otros lugares. Por ello, les explicaron que es necesario racionarla  en el riego y cultivar plantas que soporten la falta de líquido.

El señor Salomón guió por su huerto a otro grupo de pequeños, enseñándoles plantas como el cedrón, la tuna, el sancayo y el rocoto. El agricultor explicó su forma de cultivo y los invitó a cosechar sus frutos.

Mientras los niños paseaban por los huertos de la casa, doña Nancy enseñaba a un tercer grupo la forma de lavar los productos cosechados. En un recipiente con agua y un poco de lejía, mostraba la forma de desinfectar y limpiar las plantas para después poder venderlas en el mercado.

Luego de limpiar los frutos, los niños y la anfitriona descansaron en una salita donde se les explicó la importancia del reciclaje y de la conservación del medio ambiente.  Explicó que una de las formas de reciclar es utilizando los envases de plástico como macetas (baldes de pintura, botellas, etc.); asimismo, los exhortó a reutilizar las bolsas de plástico para evitar la acumulación de desperdicios.

Una vez que terminó la visita en el hogar de los Bernedo, los niños acudieron al parque de los dinosaurios, donde se divirtieron observando las estatuas de estos animales prehistóricos. Además, algunos aprovecharon para comer su refrigerio y otros disfrutaron de la canchita de fútbol y los juegos. Los estudiantes no solo recibieron bolsitas con hortalizas, sino también el cariño de la familia Bernedo.

ax1

La ingeniera Julia Riveros explica a los niños del colegio Max Uhle la vida en el campo.

ax2

Niños muestran los productos cosechados en el vivero de los Bernedo.

ax3

Las plantitas son sembradas con cuidado.

ax4

Una muestra de la labor del día después de una jornada de cosecha.

ax5

Don Salomón explica las bondades de los cultivos de Yarabamba.

ax6

Las hortalizas deben estar bien limpias y desinfectadas para poder consumirlas.

ax7

Los niños finalizaron su visita a Yarabamba jugando en el parque de los dinosaurios.

Fuente: “Somos Yarabamba” – Boletín Mensual Nº 93 – Julio 2018 – SMCV

Comments are closed.